TPS - Trancranial Pulse Stimulation
TPS - Trancranial Pulse Stimulation
TPS - Trancranial Pulse Stimulation
TPS - Trancranial Pulse Stimulation

El Alzheimer (»enfermedad de Alzheimer«, »demencia de Alzheimer«) lleva el nombre del neurólogo Alois Alzheimer, que la describió científicamente por primera vez en 1906. Es la forma más común de demencia, que afecta a entre el 60 y el 70 % de los 50 millones de pacientes con demencia en todo el mundo. Esta enfermedad es una enfermedad neurodegenerativa (como la de Parkinson, por ejemplo). Estas enfermedades van acompañadas de una pérdida progresiva de neuronas y funciones celulares que, llegado el momento, el cerebro ya no puede compensar.

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por el depósito de ciertas proteínas en el cerebro, el beta amiloide y la proteína tau. En función de la fase de la enfermedad (leve, moderada o grave), los síntomas típicos incluyen la pérdida de la memoria, la desorientación, los problemas para hablar, las dificultades para realizar actividades habituales o los cambios de personalidad. Estos trastornos pueden variar en gravedad y aumentar a medida que avanza la enfermedad. Como consecuencia, es imposible gestionar la vida cotidiana de forma autónoma y los pacientes son cada vez más dependientes. Como consecuencia, la calidad de vida de los afectados y de sus familiares se reduce considerablemente.

Obtener un diagnóstico y comenzar el tratamiento lo antes posible

La enfermedad de Alzheimer no se puede curar y tampoco se puede detener su evolución. Sin embargo, mediante el uso de diversas terapias farmacológicas y no farmacológicas, a día de hoy es posible ralentizar el avance de la enfermedad y aliviar los síntomas. El objetivo principal es entrenar o mantener las capacidades mentales, reducir los trastornos de conducta y mejorar el bienestar general de los pacientes. Sobre todo en las primeras fases de la enfermedad, una combinación bien coordinada de medidas terapéuticas puede contribuir de forma decisiva a mantener la independencia y la calidad de vida de los pacientes y a aliviar la carga de los familiares que los atienden.

Para poder controlar de forma eficaz el avance de la enfermedad, el tratamiento debe iniciarse lo antes posible. Para ello, es fundamental contar con el diagnóstico preciso de un médico.

STORZ MEDICAL AG
TPS® – Estimulación transcraneal por pulsos
Lohstampfestrasse 8
8274 Tägerwilen
Suiza
Tel. +41 (0)71 677 45 45
E-Mail
Impresión 
Política de privacidad
Mapa del sitio
Contacto